miércoles, 16 de diciembre de 2015

¡¡2º Capítulo de Scouts por el Mundo!!

¡¡BUENAS TARDES A TOD@S!!

¿Cómo va la semana? Seguro que genial, con el campamento ya en mente, ¿no? Seguro que sí, hoy venimos con algo muuuy especial...
Bueno bueno, con mucha ilusión, emociones a flor de piel y sentimientos Scouts plenos, llega....


Nuestro 2º Capítulo de SCOUTS POR EL MUNDO! :)
Esta vez, traemos recuerdos y vivencias de dos chicas, una de ellas en Italia y otra en Alemania, si queréis saber más.... Seguid leyendo, ¡¡os lo cuentan ellas mismas!! 




¡¡Hola a todos, soy Ire!!
Os escribo desde Verona, una preciosa ciudad del norte de Italia que está muy cerquita de Venecia, y  el lugar donde Shakespeare situó su famosa “Romeo y Julieta”.
Hace ya dos años que cogí las maletas y me vine aquí a estudiar mi doctorado, que forma parte de un proyecto europeo. Gracias a ello en este tiempo he tenido la suerte de conocer a muchas personas de países y culturas muy diferentes, lo que me está haciendo aprender muchísimo sobre el mundo y sobre mí misma. Como bien dijo Marta Portela, cuando estás fuera y conoces a mucha gente nueva, es inevitable que acabes contando mil historias que has vivido. Y, al hacerlo, te das cuenta de cuán importante es el Grupo, y de cuántas cosas has aprendido en el tiempo en que has tomado parte activa en él. Todo aquello que vivimos nos cambia de un modo u otro. Los scouts, si se sabe aprovechar la oportunidad, te permiten descubrir cuál es la mejor versión de ti mismo, así que ¡no os dejéis escapar!
Os mando un enooooorme abrazo desde el Castel San Pietro. La pañoleta azul es un regalo de un amigo de la República Checa, quien también es scout. Es una pañoleta conmemorativa que hicieron con motivo del Centenario del escultismo allí, y en ella figuran todos los años pasados desde la fundación del primer grupo. En negro resaltan aquellos en los que los scouts estuvieron prohibidos en todo el territorio de la Unión Soviética. 
Tanti baci a tutti, vi aspetto a Verona a braccia aperte!!!
P.D: Y ya sabéis: que un (futuro) doctor lleve  bata blanca,  ¡¡no significa que vaya a poder curaros nada!!




Hallo Leute!
Soy Maite y como podéis ver ahora mismo estoy viviendo en Alemania, para ser más específica en Frankfurt.
Así es, vivo en la ciudad del Banco Central Europeo, de los negocios y del dinero.
A pesar de que algunos de los estereotipos que todos conocemos de los alemanes son verdad, otros muchos son solo mitos.
Es verdad que aquí la gente es más fría y no es tan abierta como en España, pero cuando un alemán tiene confianza y se hace tu amigo os aseguro que son tan amables y tan cálidos como nosotros.
Esta es una ciudad muy industrial, en la II Guerra Mundial quedo totalmente destruida, por eso no hay muchos monumentos y no se puede apreciar la historia del país en sus calles, pero a pesar de ello es una ciudad acogedora con un montón de ofertas de ocio y un montón de parques. Como anécdota, para que os hagáis una idea de cómo quedo esto tras la guerra, muchas de las bombas que lanzaron sobre la ciudad no llegaron a explotar y quedaron sepultadas en los escombros donde ahora hay edificios, hace poco detrás de mi casa encontraron una y el barrio entero fue desalojado bajo riesgo de explosión de la bomba, que por cierto ¡ni os hacéis una idea de lo grandes que eran!
Llevo aquí ya casi 3 años y no hay un solo día en que no piense en vosotros.
Cada vez que tengo ocasión le hablo a la gente del Grupo y de todas las cosas que hacíamos.
Yo trabajo en una residencia de ancianos y muchas veces pienso la cantidad de cosas que como grupo podríamos hacer.
Aquí no he tenido oportunidad de conocer a otros grupos pero sí que he visto por la calle a niños ¡con pañoleta y uniforme!
Pertenecer al grupo deja huella en tu vida, o por lo menos en la mía así ha sido; siempre que veo alguna actividad pienso en lo bien que se lo pasarían mis castores, que por cierto ya serán pioneros y no se acordaran de mí, pero yo nunca les olvidare y siempre pienso en ellos.
La huella que deja el Grupo es tal que ahora que yo soy madre y tengo una bebe, Aitana, de 6 meses siempre le canto las canciones de los scout que aprendí en los campamentos y cuando sea un poco mayor jugaremos a los juegos a los que yo jugaba en los campas y en las reuniones.
Ahora ya me despido dando las gracias por haberme dado la oportunidad  de contaros mi historia y de participar en esa idea tan chula.
Aunque en estos últimos años he estado un poco desaparecida y muchos de vosotros no sabréis quien soy, quiero que sepáis que yo nunca os he olvidado y que siempre os llevo  y os llevare en mi corazón como parte esencial de lo que soy.
Muchos besos para todos 
P.D. en las fotos podéis vernos a Aitana y a mí en dos sitios muy típicos de Frankfurt; la plaza con el símbolo del euro y en el Mercadillo de Navidad del centro de la ciudad.



Muchíiiiisimas gracias a Ire y a Maite (y a AITANA!) por participar en nuestro proyecto "Scouts por el Mundo", esperamos que os haya gustado a todos, a nosotros nos ha encantado poder contar vuestra vida lejos del Grupo pero a la vez cerca!!! :) 
Por ahora no tenemos más capítulos en mente, pero..¿quién sabe?

No hay comentarios:

Publicar un comentario